Crecemos en el sector de las renovables: llevamos energía de emergencia a dos nuevos parques eólicos de México

Energía de emergencia Genesal para Topolobampo III, la central de ciclo combinado que llevará electricidad a 2,5 millones de mexicanos

Participamos en la construcción de Cuyoaco, la gran planta solar que llevará energía renovable a 163.000 hogares de México

Toyota apuesta por Genesal con un grupo electrógeno de emergencia para su fábrica de Guanajuato (México)

Un parque eólico en Baja California, la nueva apuesta Genesal Energy por las energías renovables

Más proyectos en México: energía de emergencia para Topolobampo II

Suministro de dos grupos electrógenos para una central fotovoltaica

Suministramos un grupo de emergencia para la central de ciclo combinado Empalme II, la gran obra de ingeniería del estado de Sonora, México

Participamos en la ampliación de la central Los Azufres, en México, que obtiene energía renovable del centro de la Tierra

El grupo de Genesal Energy está preparado para alimentar las cargas críticas a 2.856 metros sobre el nivel del mar, donde se ubica la planta.

La geotermia es una fuente de energía renovable generada con el calor que proviene del interior de la Tierra. Actualmente, México es uno de los países más avanzados en este campo y en Los Azufres se encuentra la segunda reserva geotérmica del país (la primera está en Baja California) y una de las mayores del mundo.

La central Los Azufres está en la provincia de Michoacán, a 250 kilómetros de México D.F., y dado el potencial de esta fuente de energía, la Comisión Federal de Electricidad ha impulsado la construcción de Los Azufres III, Fase II, con una capacidad neta garantizada de 25 MW para ciudad Hidalgo y Zinapécuaro. El objetivo es satisfacer la creciente demanda de electricidad en la región y hacerlo de forma eficiente y renovable.

Genesal Energy suministra energía de emergencia para la planta, y para ello diseñó un grupo electrógeno a medida, diferente y especial porque debía estar preparado para trabajar a una altura a 2.856 metros sobre el nivel del mar.

El grupo electrógeno es, por tanto, el resultado de un estudio exhaustivo y detallado de los requerimientos técnicos del proyecto. Así, se analizaron aspectos como las especiales condiciones en las que debía trabajar el equipo, y se realizó el cálculo de cargas de la instalación y los diferentes pasos de carga, para la definición del motor y alternador más adecuados.

La misión del grupo electrógeno de la central geotérmica de Los Azufres consiste en alimentar las cargas críticas (esenciales) ante un fallo de red con el fin de poder llevar a la planta, en caso de necesidad, a una parada segura, disponiéndose de transferencias automáticas para conmutar la energía de red y de grupo.

Otras de las peculiaridades del proyecto fueron las siguientes:

  • El cuadro de control está diseñado bajo especificación enviada por la ingeniería del cliente, equipando un armario de control con PLC programable y pantalla táctil de Siemens de la gama Siplus.
  • El cuadro eléctrico y toda la instalación está preparada para trabajar en un ambiente con alta concentración de H2S (ácido sulfhídrico, un gas más pesado que el aire, inflamable e incoloro). Para ello, todas las tarjetas del PLC están cubiertas con una película de plástico (acrílico) para su protección frente al H2S y su fácil mantenimiento. Además, los contactos de tales tarjetas con sus respectivos conectores están chapados en oro para soportar una concentración permanente de 3 ppm de gas de H2S.
  • Dispone de una tarjeta modbus tcp/ip y un convertidor a fibra óptica mediante un switch gestionbale con dos puertos de fibra óptica para poder realizar un anillo de fibra para garantizar la continuidad en las comunicaciones.
  • Además de la comunicación, las señales más importantes se pasan cableadas. Esto permite tener toda la información del grupo electrógeno en el Scada del DCS de la central geotérmica y el control total desde el Scada.

Genesal Energy participa en la construcción del primer túnel sumergido de Latinoamérica

La infraestructura, de cuatro carriles y casi 3 km de longitud, comunica dos municipios de Veracruz (México) y un área de 500.000 habitantes

DJI_0019CH

Genesal Energy ha diseñado el grupo electrógeno que abastecerá de energía al vial en situaciones de emergencia.

Genesal Energy se encargará del suministro eléctrico de emergencia del túnel de Coatzacoalcos (México), el primer túnel sumergido de Latinoamérica y una de las mayores obras de ingeniería de todo el continente americano.

El suministro e instalación de la red eléctrica de emergencia de la infraestructura depende en su totalidad de Genesal Energy, en cuya sede del polígono de Bergondo (A Coruña), se diseñó una planta eléctrica especial (Genesal Energy de 2407 kVA en emergencia a 13.2 kV) que ya ha sido instalada en el vial.

Con una inversión de 250 millones de dólares, el túnel, de 2.280 metros de longitud y cuatro carriles de circulación, discurre bajo el lecho del río Coatzacoalcos, conecta los municipios de Coatzacoalcos y Allende, en Veracruz, y los estados de Tabasco y Chiapas, dando servicio a un área de 500.000 habitantes y a las numerosas empresas petroquímicas de la zona.

El vial sumergido entró en servicio el pasado mes de abril y comunica las poblaciones de Coatzacoalcos y Allende en apenas tres minutos, acortando el tiempo en coche en casi 40 minutos.

Grupo sincronizado

La infraestructura, construida en algunos tramos a 35 metros de profundidad, es de hormigón armado pretensado y tiene un peso de 135.000 toneladas, el equivalente a 355 aviones Boeing 747. En su construcción se utilizó la misma tecnología del puente-túnel que conecta Copenhague con la ciudad sueca de Malmö.

Ante un fallo o caída de tensión, el grupo electrógeno de Genesal Energy se pone en marcha de forma automática y alimenta de energía al vial. Cuando la red se restablece, el grupo se sincroniza con la misma y cierra el interruptor de red, comenzando la transferencia de cargas sin que éstas detecten el cambio de origen.

En el interior del túnel hay una sala para albergar el grupo electrógeno –también diseñada por Genesal Energy–, y otra donde se encuentran las celdas de media tensión y medición de transferencia.

Dotada de las más avanzadas tecnologías, la máquina fue sometida a numerosas pruebas en Bergondo antes de ser trasladada a México, el pasado 13 de febrero. Debido a su gran tamaño, dispone de un radiador diseñado especialmente para cumplir con las exigencias de refrigeración, además de permitir ensamblar todo el conjunto en la bancada y evitar así trabajos de instalación en obra.

Tanto el suministro como la instalación del grupo electrógeno se ha llevado a cabo en coordinación con la filial mexicana de Genesal Energy.

IMG_8001CH   IMG_8072CH

Consulta más información del proyecto aquí