Entradas

Grupos electrógenos diésel y a gas: ¿en qué se diferencian?

Los dos tipos de grupo electrógeno más extendidos en el mercado son los generadores accionados por motores diésel y los accionados por motores a gas.

Aparte del combustible que los alimenta, poseen otras características distintivas que los hacen ser más o menos idóneos en función del uso que queramos darles.

Veamos cuales son.

Generadores diésel

La fiabilidad de un clásico

Los grupos electrógenos de motor diésel son desde hace mucho tiempo un estándar en el mercado. Su buena reputación es fruto de una gran flexibilidad de aplicación, tanto industrial como doméstica, y de su robustez y fiabilidad.

Este tipo de grupo electrógeno puede ser usado en aplicaciones de potencia principal, de cogeneración o de emergencia y son totalmente autónomos, por lo que pueden funcionar en lugares que no cuentan con ninguna red de suministro energético.

Generadores diésel: la fiabilidad de un clásico. ¿Qué ventajas los han hecho tan populares?

  • Se trata de equipos portátiles, y alimentados por un combustible de fácil acceso y más económico que la gasolina.
  • Son equipos robustos y fiables, capaces de asegurar muchas horas de funcionamiento al año.
  • El gasoil es un combustible que da un alto rendimiento a los equipos que lo utilizan, ya que se quema a una temperatura más alta que la gasolina.
  • El gasoil es a su vez muy seguro, ya que es menos inflamable que otros tipos de combustible.

La principal desventaja de los generadores móviles, como en el caso de cualquier máquina que incorpore un motor diésel, es que provoca unos elevados niveles de emisión de gases contaminantes. Por ello, los generadores diésel móviles actuales incorporan un sistema de filtrado antipartículas adicional que asegura su conformidad con la legislación vigente. da un alto rendimiento a los equipos que lo utilizan, ya que se quema a una temperatura más alta que la gasolina. El gasoil es a su vez muy seguro, ya que es menos inflamable que otros tipos de combustible.

Grupos electrógenos de gas natural

Energía limpia y económica

Los generadores con motor de gas han ido ganando mucha popularidad debido a su gran fiabilidad, economía y sostenibilidad.

Este tipo de grupo electrógeno puede usarse como fuente principal, en cogeneración o como fuente de emergencia, y su motor puede estar alimentado por Gas Natural Licuado (GNL) o por Gas Licuado del Petróleo (GLP). Este último es un combustible gaseoso obtenido de la destilación del petróleo.

Los grupos electrógenos de motor de GNL obtienen su combustible de la red de distribución de gas natural, mientras que los grupos de GLP funcionan conectados a un depósito que será necesario rellenar periódicamente.

¿Cuáles son las ventajas de los grupos electrógenos a gas?

  • Son más respetuosos con el medio ambiente ya que el gas produce menos emisiones que otros combustibles no renovables (como el carbón, el gasóleo o la gasolina).
  • Su fuente de alimentación es económica ya que el gas es el combustible más asequible, solo superado por el carbón (que no es una opción por su alto nivel de emisiones).
  • Se trata de grupos electrógenos de alta eficiencia para la cogeneración.
  • Cuando están alimentados por la red subterránea de gas natural, el suministro de combustible no está condicionado por las inclemencias meteorológicas o por los problemas en las infraestructuras de comunicación (que sí condicionan a los grupos electrógenos diésel, que piden un repostaje periódico).
  • Son equipos de alta compatibilidad y aplicación, ya que es posible instalarlos en lugares remotos usando depósitos de alta capacidad.
  • Son generadores muy silenciosos.

En cuanto a las desventajas de este tipo de grupo electrógeno, cabe destacar que:

  • Los generadores de gas natural (GNL) no son tan autónomos como los de motor diésel, ya que es imprescindible conectarlos a la red de distribución.
  • En el caso de equipos conectados a la red (GNL), hay que tener en cuenta que cualquier catástrofe o desastre natural puede afectar a los sistemas de suministro.
  • Requieren de un mantenimiento más puntual y de mayor complejidad.
  • El gas es un combustible altamente inflamable y tiene un mayor riesgo de incendios que el gasóleo.
  • El motor y el sistema de control presentan una mayor exigencia, por lo que el precio final del producto puede encarecerse.

¿DIÉSEL O GAS?

Elegir un tipo u otro de generador es una decisión que implica tener en cuenta múltiples variables, algunas de ellas no siempre evidentes.

En Genesal Energy asesoramos a nuestros clientes y les ofrecemos la solución que mejor se adapta a su proyecto.

Contacta con nosotros para obtener más información en:

consultas@genesal.com +34 900 730 124