Montaje y disposición de los grupos electrógenos

Los grupos electrógenos se dividen en varias categorías en función de cómo y dónde los montemos. Te explicamos cuáles son.

Equipos móviles para obras o proyectos en zonas aisladas, generadores de emergencia estáticos situados en el interior de fábricas, grupos electrógenos exteriores operando en áreas densamente pobladas… Todos ellos necesitan cumplir diferentes requisitos, que acaban marcando su diseño y su tipo de montaje.

Aunque esos requisitos pueden ser diversos y numerosos, se puede decir que hay 3 variables básicas que acabarán caracterizando a un generador:

  • En primer lugar, la movilidad que requerirá el equipo. ¿Es un generador que va a instalarse en un lugar fijo para no volver a moverse o es un equipo al que se le va a dar uso en varios emplazamientos?
  • En segundo lugar, su aislamiento ante el entorno. ¿Se instalará el grupo electrógeno en el interior de un edificio o se situará al aire libre?
  • Finalmente, los requerimientos acústicos del entorno en que se instala. ¿Va a ser crítico mantener un nivel de decibelios bajo, o por contra no existirán restricciones en cuanto a presión acústica?

Una vez contestadas esas preguntas, ya podremos escoger qué tipo de grupo electrógeno se amolda más a las exigencias de nuestro proyecto.

Los tipos básicos de montaje

Pese a que las opciones de personalización son infinitas, existen 3 tipos de montaje en función de los parámetros comentados anteriormente:

1. El montaje estático abierto

Este tipo de montaje está previsto para proyectos en que el generador se instala en el interior de un edificio y no debe desplazarse una vez instalado. Por ello, el equipo no lleva ningún tipo de envolvente que lo proteja de las inclemencias climáticas, ni ningún dispositivo de movilidad.

El grupo va instalado sobre una bancada de acero (con o sin depósito integrado), preparada para soportar las exigencias mecánicas estáticas y las vibraciones a las que el equipo se ve sometido a lo largo de su vida útil.

2. El montaje insonorizado estacionario

Cuando el generador debe situarse en la intemperie, mantenerse estático y producir un bajo nivel sonoro, este es el tipo de montaje ideal.

El grupo electrógeno va encapsulado en una cabina de acero galvanizado que lo protege de las inclemencias meteorológicas. El interior de la capota está recubierto con material fono-absorbente, lo que permite reducir el nivel sonoro emitido. Es por ello que, en aplicaciones donde el ruido es un factor determinante, este es el montaje adecuado.

3. El montaje insonorizado móvil

Este es el tipo de equipo que se suele ver habitualmente en obras o en instalaciones provisionales (eventos, rodajes cinematográficos, etc.). Su característica diferencial es que el grupo electrógeno debe poder desplazarse hasta donde se requiera la energía, por lo que éste va montado sobre un remolque.

El equipo se dispone sobre unos tacos anti-vibratorios especiales, preparados para soportar los esfuerzos a cizallamiento (o deformación lateral) que se pueden dar durante la circulación factores como las frenadas, aceleraciones o los baches. De este modo, se consigue proteger el monoblock (conjunto motor-alternador) y se asegura el funcionamiento y la durabilidad del generador.

En Genesal Energy proveemos generadores adaptados a estas tres categorías genéricas de montaje y disposición. Éstos pueden acabar de personalizarse para ajustarse al máximo a la aplicación específica que nuestro cliente necesite.

Descubre cómo configurar tu grupo electrógeno