Diseñamos y suministramos energía sostenible para un paraíso gallego: la isla de Ons

3.IMG_6512_R

Genesal Energy ha diseñado un grupo electrógeno para abastecer de energía sostenible a la isla de Ons, uno de los destinos turísticos más bellos de Galicia, un lugar protegido, enclavado en el Parque Natural de las Illas Atlánticas y, debido a su orografía, aislado energéticamente. Por todas estas razones, el equipo de ingenieros y el departamento de I+D+i de la compañía crearon un grupo electrógeno diferente y especialmente cuidadoso con el medio ambiente que funciona desde este verano.

2.IMG_6511_REl grupo electrógeno, que entró en funcionamiento el pasado mes de junio, lleva energía al camping de la Illa de Ons, cuyas instalaciones, ubicadas en la parte alta de la isla, ocupan 8.000 metros cuadrados y tienen capacidad para albergar a un máximo de 276 personas.

Por su condición de primer camping autosostenible de Galicia, el recinto ya dispone de placas solares que le abastecen de electricidad, pero dadas las pocas horas de sol que hay en Galicia y las características del camping, era necesario garantizar el suministro las 24 horas del día y hacerlo de manera sostenible.

El suministro diseñado por Genesal Energy, en colaboración con la ingeniería Magaral, consta de un grupo de 60-66 kVA en cabina de 2.900 mm de longitud para gran atenuación y tiene un silenciador de escape de alta atenuación sonora y otra serie de características que lo alejan de lo convencional y lo convierten en único. Se eligió un motor que cumple la normativa al nivel más exigente por tratarse de Ons, es decir, de un espacio natural.

DSC_3038El grupo electrógeno suministra luz, energía ecológica y reduce hasta en un 50% las emisiones de gases a la atmósfera. Además, debido a que se encuentra instalado en el entorno del camping, tiene un bajo nivel sonoro, especialmente por las noches.

Está provisto de un sistema sostenible que aprovecha la propia potencia del grupo electrógeno para calentar agua para la cocina, los baños, las duchas y la actividad diaria del camping. Es decir, los gases de escape son reutilizados para minimizar las pérdidas de calor y conseguir elevar la temperatura del agua gracias a un dispositivo que funciona a modo de termo.

 

Al tratarse de una isla, hubo que salvar dos dificultades:

  • Logística: el traslado del grupo electrógeno, que pesa 1.000 kilos, se realizó en barco.
  • Está en un entorno protegido y no hay energía en red: no se trata de un grupo electrógeno de emergencia, sino que el grupo debe suministrar energía a diario y ser muy respetuoso con el medio ambiente.

Consulte la información técnica del proyecto aquí.