Energía de emergencia para el parque eólico Los Llanos, una nueva apuesta por las energías renovables

Energía de emergencia para una central termoeléctrica en Sumatra

Un parque eólico en Baja California, la nueva apuesta Genesal Energy por las energías renovables

La importancia del perfil de carga y consumo de un grupo electrógeno

Conocer bien el tipo de cargas que necesitamos alimentar es fundamental para dimensionar la potencia de un grupo electrógeno.

La energía que maneja un grupo electrógeno no es un valor absoluto y estático. Su nivel tiende a fluctuar acorde con determinados factores y procesos, y lo hace de un modo distinto en cada tipo de equipo.

De ahí que calcular la potencia que necesita un grupo para funcionar no sea una operación simple. Hay que contemplar variables que, si no se tienen en cuenta, pueden ocasionar problemas serios en nuestra instalación.

Por ejemplo, una sobrecarga en alguna de las fases podría provocar sobrecalentamiento y desequilibrios de tensión. Y esto puede ocasionar daños en el generador y en los equipos conectados a éste.

Arranque: el primer escalón de carga

Hay que tener en cuenta que un grupo electrógeno se verá limitado durante su arranque por lo que denomina first step load o primer escalón de carga, o sea: la carga inicial total transitoria que es capaz de sobrellevar el grupo electrógeno hasta alcanzar su régimen estable con unas variaciones transitorias de voltaje y frecuencia.

Por eso es importante verificar la placa de características de los equipos conectados al grupo electrógeno, y conocer los posibles efectos transitorios que éstos puedan sufrir durante sus procesos de arranque.

Algunos equipos como bombas o motores con variadores, por ejemplo, pueden incrementar temporalmente su intensidad durante su puesta en marcha.

Así mismo, elementos como los SAI (sistemas de alimentación ininterrumpida), pueden generar distorsiones armónicas que deben estar contempladas en nuestros cálculos.

¿Qué parámetros influyen a la hora de dimensionar las cargas?

  1. El primer parámetro a contemplar es el tipo de carga.
 Como hemos señalado, algunos equipos experimentan subidas de intensidad transitorias durante el arranque. Con esto en mente, pondremos especial atención en las siguientes cargas:
  • Sistemas de alimentación ininterrumpida (UPS/SAI). 
La potencia nominal de su alternador se sobredimensiona dependiendo de la instalación.
  • Grandes cargas de motores. Pueden incrementar la potencia de arranque hasta 6 veces, dependiendo del tipo de arranque.
  • Cargas de iluminación (con especial atención al alumbrado de vapor de sodio y halogenuros metálicos).
  • Sistemas con variadores de frecuencia (VFD). Éstos pueden provocar un sobredimensionamiento desde un 40 a un 100%.
  • Otras cargas especialmente sensibles a transitorios y variaciones de tensión y frecuencia.
  1. Otro factor que tendremos en cuenta es el tipo de arranque del motor en cuestión. Esto se debe a que cada tipo de arranque exige una corriente de arranque determinada, superior a la corriente nominal del equipo. Así encontramos que:
  • Motores eléctricos con arranque estrella triángulo: su “corriente de arranque” será igual a 3 veces la corriente nominal o de trabajo.
  • Motores de arranque directo: demandan 6 veces la corriente nominal.
  • Motores de arranque con variador de frecuencia: hay que prestar especial atención a su hoja de características ya que normalmente es configurable la rampa y el incremento de velocidad.

Otros aspectos importantes a valorar

Para acabar de realizar todo este cálculo de potencia con la máxima exactitud, se debe prestar también atención a otras variables como:

  • El factor de potencia en el arranque.
  • La potencia en el arranque.
  • El factor de potencia nominal.
  • La potencia nominal
  • La eficiencia
  • El número de arranques.

En definitiva, este es un cálculo en el que debemos ser muy rigurosos. Para no tener sorpresas, es vital conocer perfectamente el tipo de carga que manejamos y su comportamiento. Todo, con el objetivo de que el grupo electrógeno alimente siempre a una carga equilibrada, que no genere picos inesperados.  

Descubre cómo configurar tu grupo electrógeno

Suministramos energía de emergencia a través de grupos electrógenos silenciosos para parques eólicos

Llevamos energía de emergencia al Hospital de Montero, en Bolivia

10 Beneficios de tener un grupo electrógeno

En un mundo cada vez más dependiente de la energía, la tecnología y los datos, contar con un suministro eléctrico fiable y sostenible es prioritario. Eso es, precisamente, lo que nos aportan los grupos electrógenos.

Pero las virtudes de estos equipos van más allá de lo obvio y merece la pena conocerlas. Hemos elaborado una lista con sus 10 beneficios básicos, para que ninguno de ellos se quede en el tintero.

¿Cuáles son los principales beneficios de tener un grupo electrógeno?

  1. Suministro eléctrico sí o sí: Los grupos electrógenos están pensados para que siempre, pase lo que pase, dispongas de energía eléctrica.  Eso significa que los problemas en la red eléctrica dejan de ser críticos para ti, ya que estás constantemente respaldado por una solución de generación autónoma y 100% eficaz.
  2. Adiós a las pérdidas: contar con el respaldo de un grupo electrógeno en tu negocio te permite olvidarte de las pérdidas de tiempo y productividad que suponen los cortes de suministro eléctrico.
  3. Más autonomía, más posibilidades: cuando usas una solución de energía distribuida como un grupo electrógeno dejas de depender de las limitaciones que te impone la infraestructura de red eléctrica. Eso significa más tranquilidad y, sobre todo, más libertad a la hora de proyectar y dejar volar tus ideas de negocio.
  4. Te permite más movilidad: los grupos electrógenos permiten tener suministro de energía en zonas que no disponen de red eléctrica. Por tanto, eliminan barreras a la hora de mover proyectos y contribuyen al desarrollo de áreas remotas o desfavorecidas.
  5. Tu proyecto siempre manda: actualmente, los grupos electrógenos se diseñan a medida de las necesidades del cliente y de las particularidades de su proyecto. Según lo que requieras, podrás escoger: entre motores alimentados por diferentes combustibles, entre grupos estáticos o móviles, híbridos o marinos y con diversos perfiles de entrega de potencia y de uso.
  6. Una capa extra de seguridad: Las consecuencias de un corte eléctrico van más allá de la productividad. Un repentino “apagón” puede causar graves averías en nuestros dispositivos y máquinas, y eso es algo que evitamos si tenemos el respaldo de un grupo electrógeno de emergencia.
  7. Contribuye a la sostenibilidad: frente al gran impacto de las emisiones de las termoeléctricas, los grupos electrógenos ofrecen un modelo de producción energética que permite, cada vez más, dejar la mínima huella ambiental. Actualmente son tendencia los grupos alimentados por combustibles con bajas emisiones de CO2, como el Gas Natural o el Gas Licuado de Petróleo (GLP). Además, hablamos de equipos poco ruidosos, que no producen contaminación acústica.
  8. Es una inversión rentable: un grupo electrógeno va a darte un servicio  valiosísimo y lo va a hacer durante mucho tiempo. Sin duda, con el uso y mantenimiento adecuados, contarás con una inversión segura a largo plazo.
  9. Producción energética más eficiente: se calcula que las pérdidas de electricidad en la red de transporte y de distribución española suponen más del 8% de toda la producción disponible. Usando soluciones de generación distribuida como los grupos electrógenos, disminuimos esas pérdidas. Y, además, contribuimos a evitar sobrecargas en la red en las horas de más demanda.
  10.  Ahorras en el consumo: los grupos electrógenos te permiten reducir costes, ya que te ayudan a gestionar la demanda eléctrica de la forma más económica. Por ejemplo, puedes usarlos como respaldo en horas puntas para evitar excesos de consumo. De ese modo, se calcula que puedes ahorrar hasta un 40% en esa franja horaria.

 

En definitiva, un grupo electrógeno aporta tranquilidad, abre un gran abanico de posibilidades de negocio y lo hace de un modo eficiente y sostenible.

¿Crees que puede ser una solución interesante para ti?

En Genesal Energy tenemos una dilatada experiencia en el diseño de grupos electrógenos personalizados, y estamos aquí para ayudarte a hacer realidad tu proyecto.

 

Descubre cómo configurar tu grupo electrógeno

Nuestra energía, más cerca de las estrellas

Diseñamos y fabricamos 8 grupos especiales para un centro de distribución británico